alimentación consciente y ecológica

el blog de Anna Piqué

Alimentos transgénicos

Deja un comentario

n551758781_8911Algunas grandes multinacionales que dominan el comercio mundial de alimentos, pesticidas , herbicidas y abonos químicos están introduciendo masivamente en nuestros alimentos un nuevo tipo de vida: los organismos manipulados genéticamente (OGM).
La manipulación genética es una tecnología que trasplanta genes (las unidades básicas de la herencia) para conseguir determinadas características entre especies que de forma natural nunca se cruzarían (por ejemplo entre un vegetal y otro distinto, o entre un animal y una planta). El fin es la utilización de estos experimentos genéticos para fines comerciales. Nuevamente y esta vez con gravísima contundencia el mercado libre se impone por encima de cualquier consideración sanitaria, medioambiental y social.
TRANSGÉNICOS EN EL SUPER – los primeros alimentos modificados se infiltran de una manera silenciosa
En el mercado ya hay bastantes productos elaborados con manipulación genética, sobretodo con la introducción de la soja y el maíz transgénicos. Pueden encontrarse en margarinas, aceites, mayonesas, sándwiches, salsas. También en pan, pasteles, galletas, crackers, pasta, cereales para desayunos, chocolates, chocolatinas y bombones, postres, copas, flanes, preparados en polvo, helados, lácteos, yogures, alimentos infantiles, papillas para bebé, comidas preparadas y fritos industriales. Por no decir todos los productos de origen japonés de la soja y derivados; salsa de soja y tofus…etc.. y los del maíz…conservas, mazorcas, nachos (y otros de origen mexicano), palomitas, endulzantes, etc..excluyendo los ecológicos, claro está, puesto que el término ecológico es incompatible con el de O.M.G. Normalmente es en la soja transformada en lecitina -que se usa como espesante en los productos industriales- como podría venir camuflada como emulgente E, concretamente E-322, y en azucares derivados del maíz, entre otros.
EFECTOS SECUNDARIOS = ?….. fuera de control
A pesar de la siempre aparente seguridad científica, la manipulación genética esta plagada de incógnitas. Se utilizan genes de resistencia a los antibióticos lo que amenaza con agravar el problema. No hay estudios de los efectos de los transgénicos en la gestación ni tampoco sobre los millones de bebes que están tomando organismos alterados en sus potitos. Un reputado científico, Arpad Pusztai, que trabajaba en un centro de investigación de Escocia, ha sido despedido por hacer público los resultados de sus investigaciones sobre patatas transgénicas en estudio para ser comercializadas. El doctor Pusztai alimento con esas patatas a unos cuantos ratones durante un tiempo equivalente a diez años de vida humana y los resultados fueron serios problemas en el sistema inmunológico de las criaturas y en su crecimiento. Cuando esto salió a la luz, veinte científicos de todo el mundo revisaron por su cuenta sus experimentos y llegaron a las mismas conclusiones, manifestando un claro apoyo a las declaraciones de Pusztai.
En una entrevista reciente al Dr. Gilles-Eric Séralini , experto de la Comisión Europea en transgénicos en La Vanguardia dice: “ Para saber si los OGM son tóxicos, se hacen los mismos test en todo el planeta; se les da a las ratas dos dosis de maíz transgénico durante tres meses y se les hacen dos análisis de sangre, a las cinco semanas y a los tres meses. Los resultados fueron: aumento de grasa en sangre ( del 20% al 40%), de azúcar (10%), desajustes urinarios y problemas de riñón y de hígado, precisamente los órganos de desintoxicación.”… en otra ocasión dice “no nos permiten hacer el test ni ver estos análisis de sangre más allá de tres meses” ..???, más información : hemeroteca de La Vanguardia, 8 abril 2009, contraportada, Pág. 56.
QUE EFECTOS TIENE PARA EL SER HUMANO Y EL MEDIOAMBIENTE LOS ORGANISMOS MANIPULADOS GENÉTICAMENTE (OMG)
 Existe ya evidencias de efectos tales como alergias, alteraciones nutritivas, inmunodepresión, disminución de defensas frente a agentes bacterianos, resistencia a los antibióticos, producción de estrógenos con alteración del sistema hormonal, contenidos de altos niveles de plaguicidas en la sangre, creación de radicales libres y muchos más que todavía no sabemos. Existe también la posibilidad de tener un enorme riesgo a tumores extraños y malformaciones genéticas.
Para el planeta el coste también es elevado, según la organización ecologista británica “ Friends of Earth” y Greenpeace nos alertan del peligro de “ superplagas”, pérdida de control en el incremento de la utilización de productos químicos tóxicos, disminución o destrucción del a biodiversidad o impacto sobre aves y otros predadores a través de la cadena trófica…etc
SUPERPLAGAS Y PESTICIDAS
Mas del 60% de los productos transgénicos son semillas alteradas para que sobrevivan a la acción de muchos pesticidas que normalmente las matarían. Con la soja transgénica de la empresa Monsanto, el agricultor puede poner hasta tres veces más pesticidas y arrasar con todos los nutrientes. Las plagas y malas hierbas está demostrando ya su resistencia y capacidad de adaptación, así que cada vez más los plaguicidas serán más potentes y destructivos.
EL NEGOCIO DE UNOS POCOS CONTRA LA RUINA DE MUCHOS
El negocio fabuloso que persiguen estas multinacionales supone la ruina de millones de pequeños agricultores y una mayor dependencia. También para los países pobres pues la tecnología biogenética es cara y solamente rentable a gran escala industrial. También tienen las semillas patentadas y , para que el negocio no se les escape, obligan a los agricultores cada año a comprar semillas nuevas. Parece ser que tienen 11.000 semillas patentadas, si por alguna razón misteriosa “desaparecieran” las originales, tendrían los derechos de este gran numero de diferentes semillas…todo un peligro para la biodiversidad y para el dominio del poder mundial a través de la alimentación. También ha corrido información sobre la contaminación de transgénicos en Canadá a campos que no lo son (porque el agricultor lo ha escogido) y que encima del desagravio que esto supone transgénicos sin haber pasado por caja:(..provocando su ruina.
Nos quieren hacer creer que no sólo comercializan los transgénicos por una razón económica sino también científica. Sin embargo, “ es evidente que ( esta tecnología) es demasiado peligrosa y poderosa para que esté en manos de compañías dispuestas a aplicarla con criterios comerciales por encima de la seguridad y los intereses generales”, dice un folleto de varias asociaciones unidas ante tal problema común.
Otra de las razones que subscriben las multinacionales es la de “paliar el hambre en el mundo”, esto tampoco es cierto, el problema del hambre en el mundo no es tecnológico, sino sociopolítico y de reparto económico. Según la asociación Greenpeace, la producción actual de alimentos es mas que suficiente para alimentar casi dos veces a toda la población mundial. Solo con la producción de grano mundial, podríamos vivir todos con una dieta diaria de 3500 calorías. Esto sin tener en cuenta ni a la ganadería ni a la pesca, ni muchos otros cultivos como hortalizas, verduras, legumbres, frutas, etc. Hay que saber que el 80% de los niños con desnutrición viven en países con excedentes agrícolas!.transgenicos543
ESPAÑA, UN PARAISO PARA LOS CULTIVOS TRANSGÉNICOS
La administración española hasta ahora no ha puesto demasiadas pegas a la expansión de estos cultivos, más bien al contrario, parece que los esté promocionando.!..España es el primer productor de maíz Novartis, con unas 20.000 hectáreas, el mayor cultivo de Europa. Se esta intentando también introducir el algodón de Monsanto, el mismo que están rechazando ya muchos países en la Unión Europea. España es el país que más peticiones tiene en marcha para estos cultivos; están esperando un cierto tipo de tomate, achicoria, patatas, un tipo de remolacha, melón, tabaco, diversas clases de claveles, etc. Si esto prospera, se podría perder el control de la expansión de estos cultivos. Puede pasar como en Canadá, donde los granjeros se quejan de que el polen de los cultivos transgénicos vecinos llega con el viento hasta sus campos, y también desde los camiones en época de cosecha
QUE PODEMOS HACER
Colabora con las asociaciones que piden una moratoria internacional para que se dejen de comercializar estos productos hasta que no tengamos suficientes pruebas de las consecuencias de su ingestión masiva y continuada. Greenpeace dice que más del 70% de los productos que consumimos diariamente contienen soja transgénica. El maíz transgénico se esta utilizando para el engorde del ganado; es decir, que también podemos contaminarnos a través de la carne.
– Exigir un etiquetado obligatorio especifico donde se advierta claramente el ingrediente que ha sido manipulado genéticamente y sin trampas.
– Podemos expresar nuestro rechazo por vías políticas, cartas al gobierno , a los medios de comunicación, a empresas o participar en campañas por Internet. Una buena vía de actuación es llamar a los teléfonos de atención al cliente de las empresas (que suelen ser líneas gratuitas) y pedirles garantías de que sus productos no contienen OMGs; si te aseguran que “no”, pregúntales entonces por qué no lo ponen en sus etiquetas. También podemos informar a otras personas y empresas: detallistas de alimentación, supermercados, restaurantes, etc..
– La acción más directa y efectiva es boicotear, como consumidores, a todas estas empresas multinacionales sospechosas y apoyar cada vez más el mercado de los productos sanos y moralmente éticos, como los del sector del comercio justo y el de los productos naturales y biológicos. La mayor parte de las empresas de este sector trabajan con cultivos limpios minoritarios y artesanales, completamente fuera del alcance del gran negocio transgénico, por lo visto el 71% de los consumidores españoles evitarían comprar alimentos modificados genéticamente.
LA ALTERNATIVA BIOLÓGICA, CONSUMIR BIO ES LÓGICO
Sin duda la mejor alternativa desde todos los puntos de vista, y la más segura, son los PRODUCTOS BIOLOGICOS CERTIFICADOS, en los que la manipulación genética esta excluida por la reglamentación europea. Llevan un distintivo oficial numerado, el aval, y que ahora en España cada autonomía tiene el suyo. Puede ser que lleven más de uno si está importado, llevando también el del país de origen, o si es para exportar dependiendo de la normativa de cada país. Para que un producto sea biológico debe llevar las etiquetas antes mencionadas y no debemos dejarnos embaucar por otros productos que usan engañosamente las palabras ; Bio, Natural, Sano, etc..y cuidado con la publicidad y la “moda” de las cosas sanas. La producción de frutas y verduras ecológicas es un sector modesto, constituye una industria casi artesanal, pero que esta creciendo día a día a un ritmo interesante, superior al 50% anual. Decir aquí, que están surgiendo pequeñas producciones agrarias que sirven a las familias directamente y eso abarata los costes y garantiza la calidad, además que ayudar a mantener el sector del agricultor pequeño tan tocado últimamente. No debemos olvidar el aspecto social/económico que representaría la imposición de los cultivos transgénicos en detrimento de la agricultura convencional para todas las personas que desde generaciones trabajan en ello..
Este escrito es un extracto de varias publicaciones realizadas por distintas asociaciones y revistas especializadas – Vida Sana, Greenpeace, The Ecologist…- y de información aparecida en la prensa diaria.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s